He partido de un sonido constante que se escucha en los estudios de Hangar cuando empieza el frío…

 

 

Ficha técnica: 2 Discos compactos empacados al vacío, tinta sobre plástico, 2 archivos mp3.

Pieza desarrollada para Chemtrails, proyecto de los comisarios Manuela Pedrón Nicolau y Jaime González Cela ganador de las residencias artísticas comisariales Encura en Hangar.org.

Reseña de los comisarios:

Eliana trabaja con la percepción de lo sonoro en un lugar específico. Para Chemtrails Eliana ha trabajando a partir de conceptos como la escucha alucinada y el electronic voice fenómena o psicofonía. Eliana partió del sonido constante que se escucha en los estudios de Hangar cuando empieza el frío, que es el que genera el sistema de calefacción y que invade sin descanso todo el lugar. Este sonido le ha guiado a una larga búsqueda de cavidades subterraneas que ha llegado hasta un conjunto de cuevas en Marte, aun sin explorar, de las que se tiene constancia unicamente por imágenes tomadas por satélite. A través de lo registrado en su estudio, grabaciones al derecho y al inverso, conecta estos dos espacios por descubrir, uno real y otro potencial.”

El potencial imaginativo del audio me condujo a la construcción de esta ficción, al mismo tiempo me remitió a la pregunta por una de las formas arquetípicas en el discurso de los orígenes de la arquitectura: la cueva.

LADO A

Marte

Seven very dark holes on the north slope of a Martian volcano have been proposed as possible cave skylights, based on day-night temperature patterns suggesting they are openings to subsurface spaces”.

LADO B

Tierra

¿Nido o Cueva?

El nido y la cueva son estadios primitivos de la arquitectura, pero, en cierto sentido, representan realidades opuestas. Para la persona (o animal) que lo habita, el nido puede describirse como “lugar funcional” acondicionado de forma acogedora. En cambio, la cueva es ajena a sus habitantes. Es un lugar que acontece de manera natural, sin tener en cuenta si es acogedor o no para que una persona lo habite. No obstante, tampoco es un lugar poco apropiado para vivir. La cueva presenta huecos y requiebros, así como expansiones y contracciones inesperadas del espacio. Al entrar en una cueva, la gente re-descubre cómo habitar estos accidentes geográficos.(…) En otras palabras, una cueva no es funcional, sino heurística. En lugar de un funcionalismo coercitivo, consiste en un lugar estimulante que permite una gran variedad de actividades. Cada día sus habitantes descubrirán nuevos usos para un mismo lugar.”

 

Residencia Encura #2.1

Los comisarios invitan 4 artistas residentes de larga estancia en Hangar a desarrollar el ejercicio experimental de 1 mes de duración alrededor del potencial narrativo del arte contemporáneo, especialmente en relación a la cultura popular.

El resultado, en este caso, fue la producción de un pieza (seriada) por artista, que estará viajando en 7 cajas a destinatarios desconocidos.

Bonus track: Pieza de audio para en la conferencia intervenida que realizaron Manuela y Jaime el pasado 14 de diciembre en la sala Ricson.

+ info